Logo de Cepsa  

Noticias

UPTA entrevista al presidente de FACEMAP para su estudio del fomento de la competitividad del autónomo

Este pasado miércoles por la tarde tres técnicos de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) acudieron a la sede de FACEMAP para entrevistar al presidente de la Federación de Autónomos, Comerciantes y Empresarios de la Provincia de Málaga, Juan Antonio García Gordo con el fin de utilizar su entrevista en un próximo estudio “Fomento de la cohesión y la competitividad del trabajo autónomo andaluz” que se publicará en el otoño próximo.

“Los que están en otra órbita no saben lo que quieren los autónomos porque no escuchan” pero en cambio afirma el presidente: “es muy fácil: hay que defender al autónomo en todas sus necesidades. ¿Y qué necesita? Trabajar tranquilo, no tener impuestos superiores a su sueldo, conciliar el trabajo con la vida familiar… Lo están haciendo tan complicado que la gente no puede.”

FACEMAP se constituyó en el año 2000, explica Juan Antonio, pero “entré como tesorero y le pegué un cambio, en especial en su filosofía”. “Cabeza corta y lápiz largo” decía su compañera Mariló (a quien echa mucho de menos) para que no se le olvide nada, su objetivo era entonces aglutinar a las asociaciones pero él lo cambió para proteger al autónomo y favoreció el contacto con los agentes sociales. La unión con voz y voto en la CEM (Confederación de Empresarios de Málaga) le permitió tener presencia en la Cámara de comercio de Málaga, donde ahora es miembro del pleno y tiene un poco más de influencia y se ha hecho conocer.

Desde FACEMAP, su presidente ofrece “nosotros nos comprometemos el primer año a ponernos a disposición del emprendedor sin cobrarle cuota para insertarle laboralmente”, y en este sentido vamos a cerrar un acuerdo con el CADE.

El autónomo puede conseguir el certificado profesional de su actividad; este objetivo tan esencial a veces no lo puede conseguir por causas ajenas a su voluntad y la desidia de la administración pública. El principal inconveniente con el que se encuentra en este sentido es “la falta de tiempo de poder beneficiarse de todo lo que le podemos dar” y “la falta de crédito” (dinero).

Como ayuda al autónomo, sugiero que se equipare al autónomo que tiene una empresa con un trabajador en régimen general: Es decir, que durante el tiempo que esté de baja no se pague seguridad social y se pague fraccionado o prorrateado cuando el trabajador esté en activo.

Hay tres nichos o posibilidades de futuro: eficiencia energética, desarrollo de nuevas tecnologías (donde se podría incluir el marketing), la industria agroalimentaria, el cuidado de niños y de personas mayores (atención a la dependencia).

De ser autónomos, tenemos una parte positiva que nos permite no ser dependientes y una parte negativa porque la falta de conocimiento no nos permite usar determinadas herramientas para ser competitivos. Nosotros en este sentido, por ejemplo, hemos creado una central de compras, servicios y valor añadido con la aprobación de la Cámara de Comercio.

 

noticias: